KINESIÓLOGOS SUSPENDERÁN ATENCIÓN CON OBRAS SOCIALES POR FALTA DE ACTUALIZACIÓN EN LAS PRESTACIONES

El Colegio de Kinesiólogos de la Provincia de Buenos Aires informó que se decidió “suspender la prestación de los servicios profesionales a los afiliados a Galeno, Osecac y Amebpba debido a la falta de acuerdo en el valor prestacional y a los plazos de pago que presentan estas obras sociales”.

La entidad que agrupa a más de 9.000 kinesiólogos de toda la Provincia explicó que “el valor prestacional actual de éstas obras sociales y prepagas en la actualidad oscila entre los $2.700 y $2.800 por sesión de kinesiología”, lo cual -según se explicó- está desactualizado y requiere ser “adaptado a la situación que se está viviendo”.

También manifestaron la necesidad de “achicar la demora en cada uno de los pagos” y se explicó -a través de un comunicado- que “las condiciones de liquidación de esos servicios profesionales se concretan a los dos meses de presentadas la facturación, por lo que el importe que recibe el profesional se ve directamente mermado por los índices inflacionarios actuales”.

“Los valores prestacionales, que no cubren los costos mínimos para sostener un consultorio abierto que paga alquileres, secretarias, servicios públicos, tasas municipales y provinciales, insumos, aparatología, etc., como los plazos de pagos a dos meses, hacen inviable que un kinesiólogo pueda sostener el nivel prestacional”, argumentaron las autoridades del Colegio profesional.

Según se detalló, el organismo mantiene actualmente el diálogo con el Instituto de Obra Médico Asistencial de la provincia (IOMA) y continúa en estado de alerta en relación a esta y a otras obras sociales cuyo valores no se acerca a los considerados.

“La decisión de analizar montos y tiempos de pago de todas la obras sociales serán materia de análisis en el marco del estado de alerta, pero como las mismas autoridades han sostenido, no se va a ceder un sólo paso en la defensa de lo que se considera justo y se van a tomar las medidas que sean necesarias, poniendo por delante de cada negociación, el bienestar de todos los kinesiólogos de la provincia”, se explicó.