“ESTAMOS EN UNA FASE ASCENDENTE DE LA CURVA”, ADVIRTIÓ EL DIRECTOR DE HOSPITALES BONAERENSE

El director de Hospitales de la provincia de Buenos Aires, Juan Riera, dijo que actualmente se atraviesa “una fase ascendente de la curva” de contagios de coronavirus, y advirtió que, si la progresión continúa en este sentido y no se van liberando las camas, se podría ocupar todo el stock”.

En este marco, informó que el 69% de las camas de terapia intensiva en el Área Metropolitana de Buenos Aires se encuentran ocupadas.

“Los números que estamos viendo llegaron para quedarse y están aumentando. Cuando vemos el promedio semanal comparado con la semana anterior, aumenta. Estamos en una fase ascendente de la curva”, sostuvo Riera en declaraciones a radio La Red.

En ese punto, el director de Hospitales indicó que el promedio de ocupación de camas en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) es de 69% y dijo que se está trabajando para que no colapse el área de camas de terapia intensiva.

“Si la progresión es en este sentido y no logramos que se vayan liberando las camas, (como) son un recurso finito, se podría ocupar todo el stock de camas”, advirtió.

Riera detalló que de “un promedio de 61% en el conurbano, ahora se registra casi 69% de ocupación de camas de terapia intensiva”.

“Vemos que en una semana subió un 7 u 8%”, detalló y remarcó que, “si la progresión sigue, hay un riesgo de que el total de camas se complete”.

El funcionario subrayó que para absorver esa demanda, se está generando un stock de camas con las terapias intensivas pediátricas libres aprovechando la baja de casos de IRAB (Infección Respiratoria Baja) en relación al año pasado.

“Tenemos camas de terapia intensiva libres. Usamos esas camas y, después, con derivaciones del primer y segundo cordón al tercero que tiene mayor disponibilidad”, apuntó.

En relación a los testeos, mencionó que el sistema de salud “está muy estresado por la demanda”.

“Pasamos de tener de mil y pico de positivos a cinco mil para un total de casi 9 mil testeos, y hay que ver todos los que fueron dando negativo. No es un procedimiento sencillo, una tanda completa demanda entre 4 y 6 horas”, dijo Riera.

“Para nosotros, tener el número en tiempo real es lo que nos permite tomar decisiones. Estamos trabajando para que el número de carga sea el más cercano, la carga de datos positivos al sistema es muy rápido, por fallecimientos hay lugares que están unos días atrasados; ese es el dato que puede ser sensible”, afirmó.

En este sentido, detalló que los decesos que se informan “son los que aproximadamente hace 15 o 20 días fueron diagnosticados como positivos” e indicó que “el promedio de estadía en terapia intensiva es entre 17 y 20 días”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *