TEATREROS DE QUILMES SE RECONOCEN EN “EMERGENCIA”

El Movimiento Teatrista de Quilmes (MOTEQUI), emitió un comunicado en el que dio a conocer la dura realidad que atraviesa esa actividad en la actual situación de pandemia.

El texto consigna: “Los artistas escénicos hemos quedado inmersos –al igual que todos los ciudadanos de este país– en un contexto singularmente atípico a raíz del aislamiento social preventivo obligatorio; medida decretada por el Gobierno Nacional producto de la emergencia sanitaria generada por la pandemia.

Este aislamiento, de carácter obligatorio, que comenzó el 20 de marzo –el cual reconocemos como absolutamente necesario en pos del resguardo de la salud colectiva y del sistema sanitario en su conjunto–, ha generado cambios estructurales en las prácticas sociales de toda la población. Consecuentemente, nos encontramos en un contexto inédito, pues todas nuestras actividades se han visto suspendidas y no tenemos ninguna certeza acerca de cuándo podremos retomarlas.

Los teatros y los espacios de formación del partido de Quilmes han tenido que cerrar sus puertas, dejando sin efecto el enorme abanico de propuestas y estéticas que allí habitaban. Por tal motivo, nos vemos afectados drástica e inexorablemente; para muchos de nosotros esta actividad representa nuestro principal sostén económico.

Por aquellos espacios se expresaban maestros, alumnos, directores, actores y actrices, manteniendo vivo nuestro teatro. Las obras han dado vida a las clases y las clases se la han dado a las obras.

Muchas de las medidas que hemos improvisado hasta el momento son una suerte de paliativo para poder atravesar lo mejor posible esta situación; no obstante, creemos que no deberían naturalizarse. El teatro no solo es un medio de vida, sino un modo de estar en el mundo; una necesidad insoslayable que tiene como eje sustancial el trabajo colectivo y presencial. El teatro es cuerpo, presencia y encuentro.

Esta actividad tan vital para nosotros repentinamente se ha detenido, y su reinicio no sabemos cuándo será autorizado nuevamente. Por tal motivo, nos encontramos totalmente desamparados, en un estado de emergencia, y es por ello que creemos imprescindible retomar esta actividad para poder así seguir sosteniendo este engranaje cultural.

Invitamos al gobierno del municipio a que nos acompañe delineando estrategias para poder sobrellevar este momento. Ofrecemos todos nuestros recursos para que puedan difundir, apoyar y en un futuro retomar nuestra actividad, resguardando el cuidado de la salud individual y colectiva a partir del seguimiento de los protocolos que indican las autoridades sanitarias. Le pedimos a la sociedad, que siempre nos acompañó con la asistencia a nuestros teatros, obras, clases y actividades culturales, que nos apoyen ahora más que nunca.

Si el teatro independiente dejara de funcionar, desde el primer alumno hasta el más avezado de los espectadores estaría en peligro de extinción. No permitamos que eso suceda. El teatro independiente no puede dejar de respirar.”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *