EL GOBIERNO NACIONAL INSISTE EN QUE LA MEDIDA DE LARRETA ES UN “CASTIGO” Y “DOBLE ESTIGMATIZACIÓN”

El Gobierno nacional insistió hoy en que implica un “castigo” o una “doble estigmatización” la decisión del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, de supeditar la continuidad del programa de ayuda social Ciudadanía Porteña a la regularidad escolar de los hijos.

“De ninguna manera la corresponsabilidad puede ser utilizada como un castigo o como una doble estigmatización para las familias que tienen una cantidad de problemas por los cuales los niños en muchas ocasiones no concurren a las escuela”, dijo hoy la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti, en su habitual rueda de prensa de los días jueves en la Casa de Gobierno.

Además, puntualizó que el plan comprende “corresponsabilidades”, es decir que significa que hay “responsabilidades por parte del Estado como de la familia a cumplirla, porque uno entiende que una familia en situación de vulnerabilidad tiene que ser acompañada también para cumplir las otras responsabilidades como es la salud y la educación de sus hijos”.

“Entendemos que es profundamente injusto”, evaluó la portavoz de la Presidencia, al referirse al tema en su habitual conferencia de prensa de los jueves en la Casa Rosada.

La portavoz, en ese plano, contrastó que el Gobierno nacional “está trabajando muy fuertemente en las cuestiones de educación” y puso como ejemplo que “se está llevando muy exitosamente adelante un plan para subir una hora de clases en las escuelas y eso implica que al final del año va a haber un mes más de clase”.

“Este es un plan que se está llevando a cabo muy exitosamente y todos los planes que tienen que ver con la revinculación escolar”, puso de relieve Cerruti.

En ese marco, apuntó contra la medida anunciada por Horacio Rodríguez Larreta de atar la continuidad del programa Ciudadanía Porteña a la regularidad escolar de los hijos e hijas de las personas beneficiarias: “Lo que no puede la Ciudad es castigar a un grupo, que son los que reciben Ciudadanía Porteña, y no tomar ninguna medida con aquellos que reciben alguna otra política social”.

Por eso, Cerruti consideró que son “razones por la cual está mal el anuncio que hizo el Gobierno de la Ciudad”.