TRES HOMBRES FUERON DETENIDOS POR EL CRIMEN DEL JUBILADO E INVESTIGAN LA PARTICIPACIÓN DE UN CUARTO

Tres hombres fueron detenidos en el marco de la investigación del crimen del jubilado de 87 años que fue asfixiado con una bufanda y un cable telefónico durante un robo en su casa de la localidad balnearia de Villa Gesell, donde fue hallado atado y golpeado junto a su esposa, que sobrevivió, mientras se intenta establecer si un cuarto aprehendido tuvo participación en el hecho, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Las detenciones se efectuaron en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal Verónica Zamboni, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 descentralizada en Villa Gesell, por el crimen de Basilio Mazzeo (87), ocurrido el pasado martes en la mencionada ciudad balnearia.

Las fuentes confirmaron a Télam que tres hombres mayores de edad quedaron formalmente detenidos con el aval del juez David Mancinelli, a cargo Juzgado Garantías 6 de Villa Gesell.

En tanto, un cuarto hombre quedó aprehendido y se investiga si tuvo participación en el hecho, añadió un investigador.

El crimen ocurrió alrededor de las 14 del martes en una casa situada en avenida 7, entre paseos 137 y 139, donde delincuentes ingresaron con fines de robo y atacaron a la pareja para que les entregara dinero y objetos de valor.

Los voceros detallaron que los ladrones ataron de pies y manos a la pareja y comenzaron a exigirle sus pertenencias.

Mazzeo sufrió varios golpes y fue asfixiado por los delincuentes, quienes, tras obtener el botín, escaparon.

Tras un llamado al 911 alertó la policía llegó a la vivienda y encontró al hombre muerto y a su mujer estaba en estado de shock.

Según las fuentes, la fiscal Zamboni, supervisó en la escena del crimen las pericias correspondientes por parte de la Policía Científica.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el informe preliminar de la autopsia estableció que la víctima falleció asfixiada con una bufanda y un cable del teléfono fijo que los delincuentes le colocaron alrededor de su cuello para exigirle dinero.

Los investigadores procuraban determinar si la banda que cometió el crimen obtuvo el dato de que en la vivienda de la pareja de jubilados había dinero de un alquiler, aunque el hijo relativizó esa posibilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *